Skip to content

ANOREXIA Y BULIMIA, TRANSTORNOS ALIMENTICIOS DEL SIGLO XXI

ingredients-for-granola-or-oatmeal-PGKZ86L-min
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

A las puertas del siglo XXI una nueva epidemia se va extendiendo entre las sociedades industrializadas, y afecta sobre todo a adolescentes. Esta legión de personas que se va incrementando peligrosamente comienza a alarmar a especialistas en medicina, sociólogos, e incluso llega en forma de advertencia de su magnitud al Congreso y al Senado.

¿Qué nueva enfermedad es esta? ¿Cuáles son sus síntomas y cómo puede prevenirse?.

No está todavía registrada por la OMS en su conjunto, aunque si alguna de sus variables: Anorexia y Bulimia nerviosas, trastornos dismórficos, obsesivo compulsivos, problemas emocionales y de conducta…

 

En definitiva se trata de una obsesión moderna por la perfección del cuerpo, es la nueva “epidemia del culto al cuerpo”.

Todos estos trastornos comparten varios síntomas en común, desear una imagen corporal perfecta y distorsionar la realidad frente al espejo. Esto ocurre porqué en las últimas décadas, ser físicamente perfecto se ha convertido en uno de los objetivos principales de las sociedades desarrolladas. Es una meta impuesta por nuevos modelos de vida en los que el aspecto parece ser el único sinónimo válido de éxito, felicidad e incluso salud.

Así en una reciente encuesta realizada en EEUU a 30.000 personas y publicada en el Psichology Today se destaca que un 93 % de las mujeres y un 82 % de los varones interrogados están preocupados por su apariencia y trabajan para mejorarla.

Es abrumador el número de personas que desearían estar en el “cuerpo de otro”. Según los expertos en psiquiatría desear una imagen perfecta o casi perfecta no implica padecer una enfermedad mental, sin embargo aumenta las posibilidades de que aparezca.

Y es en la adolescencia, cuando este tipo de obsesión se está convirtiendo en una pesadilla, ya que con una personalidad aún no configurada ni aceptada, con unos medios de comunicación que transmiten constantemente modelos de perfección y belleza, se sienten en la obligación de ser cuerpos “Danone” sacrificando su salud y llegando hasta las últimas consecuencias en sus conductas inadecuadas.

Los trastornos de alimentación son todos aquellos que se caracterizan por presentar alteraciones graves en la conducta alimentaria. Los más frecuentes son la anorexia y la bulimia nerviosas.

ANOREXIA NERVIOSA

La Anorexia nerviosa es una enfermedad mental que consiste en una pérdida de peso derivada de un intenso temor a la obesidad y conseguida por la propia persona que enferma a través de una serie de conductas.

Afecta preferentemente a mujeres jóvenes entre 14 y 23 años.

Señales de aviso.

– Preocupación excesiva por las calorías ingeridas.

– Llevar prendas de vestir olgadas.

– Ejercicio excesivo.

– Variaciones en el estado de humor.

– Evitan actividades sociales relacionadas con comer.

Diagnostico.

– Miedo a ganar peso aun estando por debajo de lo normal.

– Imagen de si misma trastornada.

– En mujeres trastornos en el ciclo o ausencia de estos

BULIMIA NERVIOSA

La Bulimia nerviosa es un trastorno mental que se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos en un corto espacio de tiempo en forma de “atracones” y una preocupación exagerada por el control del peso corporal que lleva a la persona afectada a adoptar conductas inadecuadas y peligrosas para su salud.

Afecta también mayoritariamente a mujeres jóvenes aunque algo mayores que en la anorexia.

Señales de aviso.

– Perdida y ganancia de peso notables.

– Preocupación excesiva del peso.

– Visitas al baño tras las comidas.

– Estado de humor depresivos.

– Dietas estrictas después de haber comido mucho.

– Criticas al aspecto físico.

 

Diagnostico.

– Episodio recurrentes de ingesta rápida y abundante de comida.

– Falta de control sobre el comportamiento alimentario.

– Provocación de vómitos, uso de laxantes y diuréticos.

– Dietas de ayuno total y ejercicio.

– Excesiva preocupación por la forma fisica y el peso corporal.

Si tienes alguno de estos síntomas o sospechas que alguien a ti puede tenerlos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tratamos tanto a nivel de entrenamiento como nutrición.

 

Rodrigo Mazos, entrenador personal.

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si te ha gustado lo que has leido y quieres estar a la última de noticias sobre fitness, planes de entrenamientos y consejos no dudes en unirte a la gran familia HOME FITNESS

Comparte con quien quieras

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *